Revista Heraldos del Evangelio. Año XIX. N.º 211. Febrero 2021

1
1332

Sumario

Segunda página

Que pueda quedarme contigo al pie de la cruz

3
¡Qué feliz era mi alma, Madre buena, cuando tuvo la felicidad de contemplarte! ¡Cómo me encanta recordar esos dulces momentos que pasé bajo tu...

Editorial

Cruz de Santiago - Heraldos del Evangelio

¿Látigo, llanto o sonrisa?

6
El título de «Buen Pastor» ha sido de los pocos que se atribuyó a sí mismo el propio Jesús (cf. Jn 10, 11). De hecho, «pasó haciendo...

La voz de los Papas

Más bella, más vigorosa, más pura

0
Cuando la Iglesia aparece sacudida por una salvaje tempestad, entonces es cuando emerge más bella, más vigorosa, más pura, refulgiendo en el esplendor de...

Comentario al Evangelio

Los insondables planes divinos y los defectuosos criterios humanos

2
Desde toda la eternidad el Hijo deseó erigir la cátedra infalible de su Iglesia en la persona de un hombre mortal. En la gloriosa...

Diversos

El momento más precioso del día

3
Después de recibir la sagrada Eucaristía, debemos recogernos a fin de aprovechar mejor las gracias de tan sublime misterio. ¿Cómo compenetrarnos en esos instantes...

Nova et Vetera

«Gran pena es vivir sin pena»

0
Hay ciertas almas que lo encuentran todo difícil y se abaten cuando se les presenta un estorbo… Sin embargo, en el desierto de esta...

Diversos

¿Cuál es el valor del martirio?

1
Para la mentalidad contemporánea, tan reacia al sufrimiento, el martirio de Santa Engracia de Braga no pasa de un episodio propio a despertar tristeza o...

Plinio Corrêa de Oliveira

El Miércoles de Ceniza en sus comienzos

0
Al inicio de la Cuaresma el cortejo de los pecadores entraba por el fondo de la iglesia rezando el «Miserere». No obstante sofocados interiormente...

Vidas de santos

Siervo de Dios Rafael Merry del Val – «Juntos trabajaremos y sufriremos por la...

0
Secretario de Estado de San Pío X, el cardenal Merry del Val fue escudo, brazo derecho y amigo íntimo del bienaventurado pontífice, además de valioso instrumento...

Diversos

Perfecto modelo de humildad y sumisión

0
La que había concebido por obra del Espíritu Santo no tenía necesidad de someterse a ese rito. Sin embargo, la incomparable humildad de la Reina...

Diversos

¡Silencio sinfónico!

1
El coro y seis solistas ejecutan, acompañados por la orquesta, el magnífico «Hallelujah» de Händel. Ahora bien, antes de los compases finales, el recinto...

Doña Lucilia

Elevada devoción al Sagrado Corazón de Jesús

3
Guardadas las infinitas proporciones que separan a la criatura del Creador, se podía ver en Dña. Lucilia una marcada semejanza con el Sagrado Corazón de...

Heraldos en el mundo

Heraldos en el mundo

0
Mozambique – La TVM, red pública de televisión, emitió un reportaje acerca de los Heraldos del Evangelio y sobre el belén catequético instalado en...

Sucedió...

Sucedió en la Iglesia y en el mundo

0
Jubileo por los doscientos años de fe católica en Singapur Con una Misa, presidida por el cardenal William Goh, fue iniciado el pasado 13 de...

Historia para niños

El collar de cristal

0
Aquellos tejidos fascinaron a Rebeca. Empezó a imaginarse admirada por todos. Se quitó entonces su collar y se lo entregó a la vendedora sin...

Santos de cada día

Los santos de cada día – Febrero 2021

0
Santa Brígida, virgen (†c. 525). Fundó un monasterio en Kildare, Irlanda, del que fue abadesa. Continuó la obra evangelizadora de San Patricio. Fiesta de la...

Páginas finales

«Un par de tórtolas o dos pichones…»

1
En el Evangelio no se explica cuáles de esas aves fueron ofrecidas. El Espíritu Santo deja sobreentendido de esa forma que no se debe dar...

Contracubierta

Perfecciones armónicas

0
¿Cómo conjugar la visión de un Jesús tan fuerte, tan incomparable, tan único, con la de un Jesús tan misericordioso y accesible a los...

Artículo anteriorTen confianza en mí
Artículo siguienteQue pueda quedarme contigo al pie de la cruz

1 COMENTARIO

  1. Doy infinitas gracias a Dios por poder disfrutar de las lecturas y reflexiones tan bonitas y llenas de enseñanzas de vuestra revista Heraldos del Evangelio.
    Recibo la revista desde hace muchos años y siempre he tenido la intención escribirles agradeciéndoles su realización, publicación y difusión por todo el mundo pero por las circunstancias y ocupaciones de la vida lo he ido posponiendo, aunque desde lo más profundo de mi corazón los llevo en mis pensamientos y oraciones siempre.
    Quiero decirles que recibo la revista con gran alegría y entusiasmo y leo todos sus artículos, desde el primero hasta el último, disfrutando y asimilando cada uno en sus distintos temas y enseñanzas que me ayudan a crecer en un conocimiento más profundo y cierto de nuestra preciosa doctrina católica, y también en las virtudes y en mi vida espiritual, infundiéndome un deseo más intenso de unirme más a nuestra Madre, María Santísima, y a través de ella a nuestro Señor Jesucristo.
    Ruego a Dios que os siga iluminando y os dé fortaleza y perseverancia para vencer las dificultades que encontréis en el camino y podáis seguir con vuestra admirable misión en todo el mundo y que tanto bien hace.
    Que el Señor os bendiga siempre

DEJE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí