Plinio Corrêa de Oliveira

Amor siempre creciente por la Iglesia

Para conocer a la Iglesia en todo su fulgor es necesario que en cierto momento sintamos en lo más profundo de nuestra alma lo...

Predilectos de Dios

Me gustaría hacer una reflexión acerca de una bienaventuranza: «Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de...

Presencia regia y victoriosa del divino Infante

¡Un Niño está a punto de nacer en Belén! ¿Qué decir de este acontecimiento? Cuando el Verbo se encarnó y habitó entre nosotros, ¿cuál...

El verdadero modo de ejercer la autoridad

El mando, entendido en su sentido estricto, es el poder que a una persona investida de autoridad religiosa o civil —ya sea un militar...

Llamado a prestar un gran servicio a la Iglesia

Hay dos posiciones de Dios con relación a los hombres. Unos entran en lo que llamamos providencia general; otros, en lo que denominamos providencia...

La interrelación entre los tres arcángeles

Podemos preguntarnos qué relación existe entre los cometidos de los tres arcángeles: San Miguel, San Gabriel y San Rafael. Parece que constituyeran una especie de circuito...

Una gracia que marca la vida

El día 2 de diciembre de 1967, el Dr. Plinio canceló la habitual conferencia semanal que les daba a sus discípulos; y sólo salió...

El papel histórico de los hombres providenciales

En un sentido amplio, todos los hombres son providenciales, ya que sirven a los designios de Dios. Pero existe un sentido particular: están los...

El sacerdote perfecto

Debo hablarles respecto a la plenitud del sacerdocio. Y esta consideración me lleva a la noche de los tiempos, a una digresión histórica que...

Peregrinando dentro de una mirada

Fisonomía igual no conozco. La tengo ante mí y, movido por la inveterada costumbre de observarlo todo y explicarlo para mi propio entendimiento, me...

Un mensaje recibido con amor y adhesión

Cierto día, Plinio se encontraba en la clase de gimnasia en el Colegio San Luis, donde estudiaba,1 y se fijó en los bonitos bambúes...

Preciosas enseñanzas de la Resurrección

Durante los tres días en los que Nuestro Señor estuvo muerto, a los ojos de los que lo conocieron, con excepción de María Santísima,...