La voz de los Papas

Dispensadores de los misterios de Dios

El género humano ha experimentado siempre la necesidad de tener sacerdotes, es decir, hombres que por la misión oficial que se les daba, fuesen...

María Santísima: cumbre de los milagros de Dios

El inefable Dios, cuya conducta es misericordia y verdad, cuya voluntad es omnipotencia y cuya sabiduría alcanza de límite a límite con fortaleza y...

¡Dios proveerá la victoria final!

La Santa Iglesia de Cristo tuvo que soportar en todo momento conflictos y persecuciones por la verdad y por la justicia. Instituida por Él...

Miembros vivos de la Iglesia

La Iglesia, fundada por el Salvador, es única para todos los pueblos y para todas las naciones; y bajo su bóveda, que cobija, como...

El pecado del siglo

El hombre contemporáneo vive bajo la amenaza de un eclipse de la conciencia, el cual lleva al oscurecimiento del sentido de Dios y a...

Patrón celestial de los escritores

Con su ejemplo, San Francisco de Sales les enseña a los que difunden la fe católica en la prensa la conducta a seguir. En...

En Belén, el Cielo y la tierra se tocan

Llegó el momento en cierto modo esperado por toda la humanidad: que Dios se preocupase por nosotros, que el mundo alcanzara la salvación y...

La Iglesia Católica, fuente de la verdadera civilización

La civilización será tanto más verdadera, duradera y fecunda en frutos preciosos, cuanto más sea claramente cristiana; tanto más decadente, con un inmenso daño...

Reina del Rosario, Virgen de las Victorias

En tiempos críticos y angustiosos, el principal y sagrado cuidado de los católicos siempre ha sido refugiarse bajo la égida de María y ampararse...

Atraer a las almas por la predicación de la...

Conquistar hijos para la Santa Iglesia Católica es la obra de caridad más importante. A partir de Benedicto XV, los pontífices han venido publicando documentos...

Una falsa concepción de la vida y de la...

No es difícil percibir cómo el nuevo sistema moral deriva del existencialismo, el cual se abstrae de Dios o simplemente lo niega, y, en...

Como un ciego a la vera del camino…

Cualquiera que conoce las tinieblas de su ceguera y entiende que le falta la luz eterna, debe clamar desde lo hondo de su corazón...