Vidas de santos

Beata Margarita Pole – El precio de la integridad

Al rayar el alba del 27 de mayo de 1541, avisaron a la condesa de Salisbury de que su última hora había llegado. Su...

San Juan Bautista de La Salle – El Jordán...

La vida del hombre se asemeja a la hierba del campo que por la mañana florece, pero que por la tarde se seca; su...

San Nicolás de Flüe – Espectáculo para los ángeles...

Alpes suizos. Paisaje sobremanera encantador, alegre y tranquilo. En una de las laderas de los bellos montes escarpados, un pastor toca su cuerno para...

Beata Humbelina de Jully – Amar es servir… ¡siempre...

Niña ejemplar, de temperamento fogoso y dotada de abundantes cualidades naturales, la vía del matrimonio parecía ser aquella por la cual Humbelina llegaría a...

Santa Genoveva – Escudo y gloria de la civilización...

Cuando el Imperio romano se desmoronaba y las invasiones bárbaras sacudían el mundo, Dios suscitó una virgen valiente y confiada, que derrotó a Atila...

Santa Adelaida –Emperatriz por lagracia… ¡y por la audacia!

Hija y esposa de monarcas, aclamada como reina y emperatriz… Su vida, no obstante, más que un cuento de hadas fue un compendio del...

San Edmundo – ¡Rey, virgen y mártir!

Fuerte contra los malos y verdadero padre con sus súbditos, este valeroso rey, de pureza inmaculada, supo ser sagaz para huir de sus enemigos,...

San Bruno – Padre y fundador de la Cartuja

El clima era severo, con frecuentes nevadas, y el terreno pobre; la ausencia de caminos dificultaba la exploración de los bosques. Establecer un monasterio...

Santa Ludmila de Bohemia – Alma férrea y corazón...

La patrona del pueblo bohemio refleja en la Historia el brillo de aquella que amó los altísimos designios de Dios hasta el punto de...

San Pío X – Gran Papa en la Historia,...

El cardenal Sarto se dirigió hacia el cónclave convencido de que un gran pontífice sucedería a León XIII y se impondría, sobre todo, por su...

Santa María Magdalena – Un alma transformada por el...

¿Qué vio ella en la mirada de Jesús? ¿Reproche? Sí, pero también una compasión inmensa. Y enseguida la vida de pecado se le volvió...

Santa Germana Cousin – «La santa que necesitábamos»

El cuerpo perfectamente intacto décadas después de la muerte, los continuos milagros y la acendrada devoción de los fieles, demostraron el empeño del Altísimo...