Contraportada

Pureza combativa y serena

La hagiografía y la iconografía católicas nos presentan a San Antonio de Padua como un varón de extrema placidez y de una ordenación de alma...

Santo, rey y héroe

Rey y arquetipo del batallador incansable, San Fernando de Castilla fue un extraordinario ejemplo del hombre fuerte y héroe, completado por antítesis armónicas: alma más...

Eje y modelo de todo afecto

El afecto de Dña. Lucilia para con los demás tenía como modelo al Sagrado Corazón de Jesús. Y el corolario de ese afecto era...

¡He ahí la solución!

¡Nuestro Señor me dio a su Madre como Madre mía! ¡He ahí la solución! Siento que, por ser yo tan ordinario, tan débil, tan...

La fecundidad del apostolado

San Benito instituyó una red de órdenes religiosas que difundieron la moralidad por toda Europa. En la base de todo ello se encuentra San...

«Ad te levavi oculos meos»

Inseguros, como todo el mundo, acerca del día de mañana, elevamos nuestros ojos en actitud de oración hasta el trono excelso de María, Reina...

La belleza de María Inmaculada

¡Cómo nos arrebata la belleza de María Inmaculada! Oh bella Mamá, por tu sorprendente virtud, embellece mi pobre alma. Corazón amantísimo de Jesús, te ofrezco...

Serenidad ante el riesgo

En la antigua Alejandría, en una época en la que los cristianos se dejaban llevar por la tibieza y la excesiva acomodación ante la...

Confío en ti, ¡oh Madre!

Por muy grandes que sean las dificultades espirituales o temporales que debamos afrontar en nuestra vida, la actitud constante que hemos de tener ante...

Horno de gozo y de felicidad

Un alma no puede acercarse a mi Corazón sin alegrarse, porque soy un horno de gozo y de felicidad. Incluso en los momentos en...

Espíritu elevado y amplios horizontes

Santa Elena encontró la verdadera cruz, un acontecimiento rodeado de milagros y dádivas especiales de Dios. Es el Santo Leño, del cual se distribuyeron...

Florecimiento de la santidad

Gracias al impulso de los frailes predicadores, entre los cuales destaca Santo Tomás de Aquino, la escolástica alcanzó la cúspide de su brillo, maravillando al...