Nuevos sacerdotes ordenados en Vietnam

El 25 de julio fueron ordenados treinta y cuatro nuevos sacerdotes vietnamitas, que serán enviados como misioneros a donde el Señor los llame, a fin de anunciar y dar testimonio del Evangelio. «Es un día de gran alegría, un día de gran bendición en la diócesis de Vinh», comentó el obispo, Mons. Alphonso Nguyen Huu Long, que presidió la ceremonia.

En su homilía, el prelado recordó que ese momento de felicidad vivido en su diócesis ocurre en un período de gran sufrimiento en muchas partes del mundo, derivado de la pandemia del COVID-19. Según afirmó, esos nuevos presbíteros serán como el Buen Samaritano, llevando cuidados y misericordia a los corazones heridos. También explicó que los sacerdotes son elegidos por Jesús para trabajar en su viña y, en el mundo de hoy, no es fácil encontrar a jóvenes dispuestos a dar su vida para servir al prójimo, en sitios difíciles y peligrosos. No obstante, el Señor sigue llamándolos para llevar la semilla de la fe, de la esperanza y de la caridad a los hermanos en dificultad.

Finalmente, el obispo exhortó a los recién ordenados a que siempre dediquen sus vidas al servicio y la gloria de Dios, sin preocuparse por el lugar en el que vayan a vivir y únicamente velando para que las almas se entreguen a Él.

Misa en rito hispano mozárabe es celebrada en la Solemnidad de Santiago Apóstol

En la catedral de Salamanca tuvo lugar el 25 de julio, solemnidad de del apóstol Santiago, la celebración de la Santa Misa según el rito hispano mozárabe. Esta liturgia era la forma particular con la que los primeros cristianos de la provincia romana de Hispania celebraban su fe en las acciones litúrgicas más comunes, tanto la Eucaristía como los demás sacramentos y el Oficio Divino.

Hasta entonces, el cabildo de la catedral celebraba en ese rito tan sólo la liturgia del primer domingo de Adviento y de Cuaresma. A partir de ahora, siempre será celebrada en rito mozárabe la solemnidad del patrón de España.

Imágenes destruidas en la diócesis de Brooklyn

La diócesis de Brooklyn, Nueva York, cobija en torno a un millón y medio de católicos y cuenta con 187 parroquias y 213 iglesias. El pasado mes de julio publicó un comunicado afirmando que, ante los ataques que vienen sufriendo sus templos, le pide a Jesucristo que convierta los corazones de esas personas que atentan no sólo contra objetos de veneración y culto, sino contra la propia religión.

El último acto de vandalismo religioso tuvo lugar en la iglesia de Nuestra Señora de la Merced, donde una mujer no identificada destruyó las imágenes de la Virgen de las Gracias y de Santa Teresa del Niño Jesús, instaladas en el área exterior desde la inauguración del templo, en 1937. Las imágenes, de algo más de medio metro de altura, fueron derribadas y arrastradas, golpeándolas violentamente contra el suelo hasta quedar destruidas completamente.

El párroco, el P. Frank Schwarz, lamentó lo sucedido y comentó que todo eso es desolador, pues hechos como ese están volviéndose cada vez más frecuentes: los ataques contra iglesias católicas y lugares de culto se están produciendo en serie.

Diez religiosas polacas asesinadas por tropas soviéticas serán beatificadas

Transcurridos setenta y seis años de lo sucedido, diez religiosas polacas de la Congregación de Santa Isabel, asesinadas por resistirse a la violencia y otras atrocidades cometidas por soldados soviéticos al final de la Segunda Guerra Mundial, serán beatificadas como mártires.

La portavoz de la congregación, la Hna. Jozefa Krupa, comentó que ese acto mostrará cómo la valentía y la devoción están vinculadas a la santidad. El hecho produjo un arrobo de alegría espiritual en todas las religiosas.

El historiador Jan Zaryn, director del Instituto Polaco para el Legado del Pensamiento Nacional Roman Dmowski e Ignacy Jan Paderewski, dijo que esa beatificación masiva destacará un período histórico poco conocido, recordando los terribles sufrimientos que enfrentaron las órdenes religiosas durante la presencia del ejército soviético en Polonia.

En agosto de 1954 fueron cerrados 323 conventos en la región occidental del país, bajo la campaña denominada Operación X2, con más de 1300 religiosas detenidas por milicias armadas y llevadas a campos de trabajos, desprovistos de electricidad y donde la tuberculosis causaba estragos.

Una declaración de la Congregación de Santa Isabel afirma que las diez mártires ya habían sido reconocidas como tal desde el momento de su muerte, según lo atestigua una carta de su superiora general, la Madre Mathildis Kuttner, escrita en 1946.

El Santo Cáliz de la Última Cena fue salvado tres veces

El Santo Cáliz utilizado por Nuestro Señor Jesucristo para la institución de la Sagrada Eucaristía, en la Última Cena, se venera en la catedral de Valencia, España, desde el siglo XV. Con la invasión de las tropas napoleónicas, en el siglo XIX, esta preciosa reliquia sufrió serio riesgo de ser destruida o desaparecer, habiendo sido salvada heroicamente, tres veces, por el P. Pedro Vicente Calbo.

Este valiente sacerdote narró las peripecias de los traslados de la preciosa reliquia en un manuscrito hoy conservado en el Archivo de la catedral de Valencia. Fue cuidadosamente estudiado durante cinco años, junto con otros documentos, por César Evangelio, dando origen al libro Salvamentos del Santo Cáliz en la Guerra de la Independencia. Valencia-Alicante 1809-1810.

El autor destacó a Aciprensa que existe algo de providencial y de prodigioso en el hecho de que el Santo Cáliz haya sobrevivido a todas aquellas vicisitudes, simplemente porque, considerando tan sólo los traslados marítimos, hubo momentos muy peligrosos, de mucha tormenta, incluso enfrentamientos con las tropas francesas.

Reabierta la iglesia construida con ocasión de la histórica batalla de los Guararapes

El arzobispo de Olinda y Recife (Brasil), Mons. Fernando Saburido, celebró a primeros de julio una Misa solemne con motivo de la reapertura de la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de los Militares, que permaneció cerrada para su restauración casi quince años.

El prelado destacó la belleza del edificio y afirmó que era una gracia enorme tenerla de vuelta, para el bien de la religiosidad y de la cultura pernambucana. La iglesia fue construida por la Hermandad de los Militares tras la histórica batalla de los Guararapes, en el siglo XVIII, y está incluida en el catálogo de Patrimonio Histórico Artístico Nacional desde 1938.

Los Salesianos cumplen 125 años de presencia en Paraguay

El pasado mes de julio fueron celebrados los 125 años de la llegada a Paraguay de los primeros cuatro hijos espirituales de San Juan Bosco, provenientes de Montevideo, Uruguay, dando comienzo a la presencia de la Congregación Salesiana en el país.

Todo empezó con una carta enviada por Mons. Luis Lasagna al primer sucesor de Don Bosco, el Beato Miguel Rua, diciéndole que Paraguay era tierra suspirada por muchos corazones salesianos y que era un vasto campo para el Cielo y para la labor de la congregación. Tal petición fue acogida por el superior como una inspiración profética y envió a los primeros miembros de la Orden el 23 de julio de 1896. Pero Mons. Lasagna no pudo recibirlos, pues había fallecido trágicamente unos meses antes.

A partir de entonces, los deseos apostólicos de Don Bosco se hacían realidad en ese país platino. La centenaria tarea iniciada por los primeros salesianos, con las bendiciones de Dios y la intercesión de María Auxiliadora, dio muchos frutos: la congregación se encuentra hoy en nueve ciudades de Paraguay y cuenta con catorce instituciones educativas.

 

 

Artículo anteriorHeraldos en el mundo
Artículo siguientePerseguido por una mirada

DEJE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí